Parkrun

La lluvia caía menuda esta mañana, a eso de las 8:15, y a punto he estado de dejarme llevar por la inercia de un bostezo titánico y volverme para la cama a seguir maltratando la espalda en el desnutrido colchón que la universidad tuvo a mal instalar en los cuartuchos de la residencia. Pero no ha sido así, no señor. Después de atravesar la ventana con una mirada desafiante al horizonte gris y de apretar los puños hasta hacer palidecer los nudillos, me he sacudido la pereza con un poco de agua bien fría, me he ajustado los lentes y las ropas de correr, he pillado las zapatillas de engullir kilómetros y he saltado a la calle sin demora para dirigirme  hacia Wimbledon a tomar parte en mi primera carrera como nuevo y emocionado miembro de Parkrun, una asociación no lucrativa (todas lo son, me apuntan,corrijo)que promueve carreras cronometradas de 5km en algunos de los principales parques del país. Se trata de una organización que funciona  exclusivamente con fondos de unos pocos patrocinadores y que están muy bien organizados. Porque los ingleses, señores, otra cosa no, pero organizados, son. La inscripción es totalmente gratuita y una vez que recibes tu carnet vía online puedes participar en cualquier carrera a lo largo del país. Los sábados. A las nueve(éste es el pero).Una vez terminado el evento registran tu tiempo y puesto y durante la tarde recibes un correo con los resultados del día. Además van realizando un seguimiento con el rendimiento y evolución del corredor, destacando las mejores marcas y comentando cualquier aspecto relevante durante la carrera. Para incentivar aún más la participación, organizan un café(o un agua sucia si eres nativo) en una cafetería cercana, y cuando alcanzas cierto número de carreras te obsequian con una camiseta, que puede ser blanca(10 carreras), roja(50), azul(100) o negra(250, categoría que cuenta con un solo integrante de momento, el insigne Darren Wood, sobrino de Ron). Pero vamos a lo que interesa…

La carrera.

Seguramente no sorprenderé a nadie si digo que en un par de ocasiones he visto claras posibilidades de alzarme con la victoria. Sin embargo, llevado por mi habitual elegancia condescendiente para los que no llegan a mi nivel físico(en el mental soy fácilmente superable), así como  para no airar a  veteranos y profesionales en mi primera carrera( o a Jose, el tipo que me informó de la existencia de Parkrun, y que ya lleva algunas semanas participando), he optado por mantenerme en todo momento en un discreto anonimato formando parte del apretado grupo de cola. No pasa nada, no le doy importancia. Hay que decir que el circuito de Wimbledon mide exactamente la mitad de lo que exigen las reglas de la organización, por lo que incluso mis patéticos conocimientos matemáticos alcanzan a concluir que hay que dar dos vueltas al circuito para completar los 5km. La primera vuelta ha sido tranquila. En la segunda, nada más empezar, ha comenzado a llover. Pero llover, llover. Así que  que la carrera se ha convertido en un cross en toda regla. Y ha sido justo en la mitad de esta segunda vuelta cuando me he topado con mi “bestia negra”, el oponente que todo deportista de élite termina encontrando tarde o temprano y que se convierte en el rival a batir : un mico de unos doce años que me llegaba al ombligo, calzaba  botas de fútbol, y corría como el mismísimo demonio. En el momento en que le he pasado, después de perseguir su diminuto cuerpecillo durante la primera mitad de la carrera, le he obsequiado con unas palmaditas en la espalda y un alentador come on. No se ha percatado del tono chulesco. Más bien al contrario, parece que mis palabras han hecho su efecto, porque cuando quedaban escasos 100 metros para llegar a la meta, me ha rebasado sin despeinarse,mientras buscaba la aprobación de su madre, que lo miraba, orgullosa (Y hablando de su madre… )No ha habido palmaditas por su parte. Se creerá muy maduro…

En fin, el caso es que la experiencia ha sido interesante y seguro que repetimos la semana que viene. Hay que llegar a las diez al menos.

————————————————————————————

-”Pues me parece muy bien. Oye, y de trabajo, ¿qué?, porque te veo un tanto perezoso”.

-Cállate.

 

P.D.: Por cierto, me inscribí en el II concurso de BLOG organizado por la UCLM. No sé si la temática se ajusta a las normas del concurso, pero costaba poco averiguarlo. Las bases exigen la publicidad del evento. Hecho está.(Gracias al compañero Marcos por su ayuda).



7 Responses to “Parkrun”

  1.   José Manuel Says:

    Yo que pensaba que los europeos de allende los Pirineos eran gente civilizada e inteligente y ahora me dices que ¡hay asociaciones para correr entre el barro!, ¿están locos estos britanicos?, ay ¿y no tienen sociedades gastronómicas como los nobles pueblos norteños de esta pais del que no pienso salir?. Se me calificará de provinciano y persona de pocas aspiraciones de integración con seres humanos, pero yo soy así.

    Un gran abrazo desde una sala abarrotada de arboles y cables caidos por el poquito de viento que tenemos por aquí. Y qué coño, también un beso.

  2.   Alina Says:

    ´´come on´´??? No se te ha ocurrido otra cosa? Seguro que el chaval estaba dopado. No te desanimes, dentro de 5 años le quitarán la camiseta y te la darán a ti. A, que tienes que participar 10 veces…Bueno,para la blanca te quedan 9 sábados, 45 kilómetros. A por la negraaa!!! RUN ,FOREST!
    Solo una duda : la asociación es no lucrativa. Pero había otra opción, como ser… no sé…¿con ánimo de lucro?…Has pillado el sarcasmo?
    Lo del trabajo que buscabas, esto sí que sería un gran momento para lucir mi sarcasmo, pero te dejo en paz esta vez.
    Un abrazo.

  3.   elisa Says:

    :)) yo fui el otro día al decathlon, me compré un pantalón de chandal, unas zapatillas muy chulas y de oferta, dos o tres camisetas… es que durante todo el tiempo de la tesis he desarrollado una afición enfermiza por la posición culoensilla o, preferiblemente, culoensofá.
    Ando todavía luchando contra mis propios instintos esos de los que hablas de antes de decidirte a salir a correr. He conseguido salir a correr un día. Bajé corriendo al kiosko a comprar el periódico, con mi nuevo equipamiento, y volvía casa dando un par de vueltas de manzana. Quiero creer que estuve corriendo 15 minutos. Las agujetas me duraron 15 días, así que hasta que no se me han pasado… no me han vuelto a entrar ganas de poner mi culo en movimiento. Pero tu mensaje anima mucho, a ver si empiezo a desgastar estas zapatillas con pinta demasiado pija que me he comprado.
    Un abrazo

  4.   Julia, Sonia, Angus y el tipo ese Says:

    Que los ingleses son organizados no lo voy a cuestionar, maldita sea. Pero, oh pero, Sr. Nombela, usted cree que en este pais de gentes activas donde las aiga funcionaría una asociación de matarse a correr los sábados a las 9 de la mañana?? y por una mieeerrrrda camiseta de colorines na más? Si quieres que funcione aqui, la carrera debería empezar a las 12 como pronto, la longitud máxima debe ser de 100 mts y al final ni camisetas ni gónadas en vinagre que valga, cerveza y cortezas a granel, “que pa eso nos hemos matao a correr”. Eso sí, todos como un pincel con chandal Adidas (mierda, publicidad encubierta?) nuevo y zapatillas a tutiplén. También vale chandal y mocasines, pero cambiamos carrera por ir a limpia-coches.
    Ya sabe usted que considero que correr es para cobardes, pero espero que se traiga su camiseta……roja? Ah, y al jodio niño ese ni caso, que después de años de Teletubbies debe estar algo perturbado.

  5.   alex indigente Says:

    ¡Brillante! Aun a riesgo de parecer repetitivo, he decir que tu redacción me abruma, tan es así que, si fuese una moza de buen ver, pelo largo movido con agilidad y erotismo, pechos prominentes y caderas anchas a la par que sensuales, no dudaría en dejar me dieses por to´l ojete en agradecimiento a tus escritos, que nos acercan mas a ti en tu devenir diario londinense.
    Por desgracia para ti, soy un tipejo de mediana edad, que empieza a echar tripa y cuyo culo te produciría tal repulsa que estarías vomitando lo que te queda de estancia en la pérfida Albión.
    Sin más me despido, esperando el próximo capítulo.

    Un abrazo.

  6.   Uncas y Raquel Says:

    madre mia..5 comentarios!! si que ha surtido efecto tu email…jejeje…a si me gusta que gastes tu tiempo en carreritas por los parque londinenses y que no sea por el regalo eeh!! que eso sería muy español… por aqui espezando a buscar la mochila y mirando a quien dejar a los “niños” esos días. Del trabajo no te preocupes, bastante trabajo estas haciendo con tu economia para subsitir en esa gran y cara ciudad …

    un beso

  7.   Quique Says:

    Miguel, cuando regreses montas una empresilla de ésas en Spain, que yo creo que funcionaría. Pero de gratis nothing, que este páis el ánimo de lucro es sagrado. Mira la San Silvestre, el día de Nochevieja, un frío de pelotas, cuestas de la leche,7 euros la inscripción… y 3000 participantes. Pero limita la participación a gente viejuna, que me pienso apuntar y no quiero que me humillen chavalillos que aún no han descubierto las bondades de la cerveza.

    Abrazos.

Leave a Reply