(Rot ‘n’ Roll)

[Instrucciones de uso:léase tras haber presionado el play]

Entre paréntesis porque este blog se inició con objetivos específicos y por un tiempo limitado, y se disolverá irremediablemente a mediados del mes que viene. Entre paréntesis porque no hablaré esta vez de nada relacionado con mi estancia en Londres. Entre paréntesis pero no tanto, porque  a éste hombre le debo el título del blog y mucho agradecimiento por montones de canciones que me han acompañado a lo largo de muchos años, incluido éste de exilio voluntario. De hecho, creo que la Milonga del marinero y el capitán sigue siendo mi canción preferida en castellano. Ariel Rot. Lo primero que sorprende de él es que solo tenga cinco dedos en la mano izquierda. He procurado fijarme bien en alguno de sus vídeos en directo y parece que no asoma ninguno más, aunque escuchando alguno de sus temas instrumentales, como Confesiones de un comedor de pizza, parece difícil de creer. Como casi todos sabemos, aunque quiero recordarlo, Ariel Rot fue uno de los ilustres integrantes y fundadores de Tequila, y uno se da cuenta a poco que se fije que la última gira del grupo más potente de rock en español de los 70 bien podría haberse llamado Ariel y Cía. Después llegaron Los Rodríguez, de los que nada diré, que ya he dicho casi todo. Y tras la disolución de ésta banda y liberado de otros egos que oscurecían su talento, Rot retomó su andadura en solitario, que ya había iniciado en 1984 con Debajo del Puente, regalándonos un puñado de canciones cojonudas, en ocasiones escondidas tras una elección desafortunada del singles promocionales. Así, por ejemplo, el último disco que acaba de ver la luz me parece un conjunto  de 11 grandes canciones de rock clásico (y algún otro género) más la porquería rumbera Papi dame la mano que lo da a conocer. Escuchando algunos de sus solos me pregunto qué hubiera pasado si este virtuoso guitarrista  hubiera nacido en Nueva York o Londres, en vez de Buenos Aires. Probablemente ya sería un guitarrista de culto a la altura los más grandes. En fin, me parece que se hace poco rock en castellano de calidad, y aparte de las grandes glorias de la movida madrileña, que llevan más de veinte años viviendo del cuento y sin sacar nada decente, hay pocas buenas bandas de rock en España. Así que hay que aprovechar la ocasión, acercarse el día 8 de mayo al Círculo del Arte de Toledo, y escuchar lo nuevo y lo viejo del elegante Ariel y su seductora guitarra.

 

YouTube Preview Image



2 Responses to “(Rot ‘n’ Roll)”

  1.   Stone1991 Says:

    Ahí me vas a ver el primero………………………………….. o puede que no. Tío, me llevas dando la paliza con estos desde tiempo inmemorial. Reconozco que el chaval vale lo suyo, y desde luego mucho más que el malandrín del Calamardo, pero no me lo quieras poner a la altura de un Keith Richards, Angus Young, Eric Clapton o así, que me matas. De todas formas ésta eterna pelea que nos traemos tú y yo, como Montescos y Capuletos, bien sabemos que no lleva a ningún lado, así que, qué cojona, veamos el vídeo….

  2.   Carlos N Says:

    Aunque tengo que reconocer que el “tipo” tiene su arte ,y que aunque me joda reconocerlo debe ser de los unicos argentinos que me caen simpático, no puedo dejar sin replica tu apreciación sobre el virtuosismo del artista.
    Cierto es que fué mítico componente de Tequila,y que no es poca su aportación al rock and roll, pero creo que tu entusiasmo por el cantante nubla un poco tu visión del mundo de la música intentar compararlo con grandes de la guitarra.
    Quizas antes de este pajaro habría que hablar de otros muchos artistas de estas tierras, que nunca han tenido reconocimiento en su saber hacer con el citado instrumento. Así me atrevo a resaltar al maestro de Carabanchel (un tal Rosendo) y tantos otros que han contribuido a que el rockandroll de este pais tenga un nivel mas que aceptable en el mundo del rockandroll.

    Pero bueno, vamos a lo que vamos, puesto que el motivo principal de esta replica no es otro sino el de felicitar a su autor, que aunque hubiese titulado su blog “Pan de Higo” en vez de “Palabras mas …”, hubiese resultado del mismo agrado para el lector, que como en mi caso ha descubierto en él una faceta de escritor sorprendente.

    Anímo pues a que éste blog no termine aquí, sino que tenga una continuación, quizás desde otro lugar, quizás otra temática si así lo precisa el autor, para que esa faceta descubierta a lo largo de estos meses no caiga en saco roto, y quien sabe si algún dia pueda terminar en unas cuantas hojas numeradas, encuadernadas y con una bonita portada.

Leave a Reply