'Exp. Personal' Category

Natural History Museum

Enero 28th, 2010 Enero 28th, 2010
Posted in Exp. Personal
4 Comments

A mi juicio,lo peor que se puede decir de un museo de historia natural es que, por regla general(creo), pesa más el componente histórico que el natural. Vamos, que en estos lugares está todo muerto. Durante todo el recorrido se suceden salas de mamíferos muertos, aves muertas,reptiles muertos…, reproducciones disecadas que transmiten más bien poco, y que en mi caso se refleja en la devolución de la misma mirada con la que me observa el bicho o bicha que reposa detrás del cristal. Sin embargo, tengo que reconocer que éste museo en particular tiene ciertas características (además del edificio en sí, que no describiré porque no sabría) que lo convierten en un museo simpático. Nada más entrar te recibe un esqueleto de dinosaurio descomunal que extiende su impresionante envergadura a lo largo de toda una sala gigantesca, la cual es el punto de acceso  a las cuatro zonas en que está dividido el museo:

Zona Azul: Espacio reservado para los grandes mamíferos. Desgraciadamente, la sala donde se encuentra uno de los principales atractivos del museo, una reproducción de una ballena azul junto a otros grandes animales, estaba cerrada.Cáscaras.Aún así la visita a la época de los grandes lagartos está bastante entretenida, con T-Rex móvil incluído.

Zona Naranja: Plantas de todo tipo, tamaño y color. Para mi sorpresa, me pareció bastante interesante. Parece ser que existen ciertas plantas, del tamaño de Alaska, que se alimenta de pequeños vertebrados.Ratones principalmente.Curioso. También me gustó el troncho de secuoya gigante que tienen colocado en el piso superior de la nave principal. Hay una foto por ahí abajo.

Zona Roja: Explicación del funcionamiento de las fuerzas de la naturaleza. Todo muy didáctico, con muchas fotos, maquetas, proyecciones y multitud de rincones para tocar, mirar y experimentar en general. Hay hasta una plataforma decorada a modo de tienda oriental donde cada pocos minutos puedes asistir( y vivir) a la simulación de un terremoto de pequeña escala.

Zona Verde: Con el genérico nombre de Ecología de la Tierra, ésta zona engloba todos los animales disecados de tierra, mar o aire que uno pueda imaginar. Como he dicho al inicio, un poco tristón ver a tanto animal muerto ( o peor, muerto y estático, y simulando vida), pero bueno, en conjunto, está entretenido.

En resumen, el Museo de Historia Natural de Londres es un lugar para pasar un rato agradable y donde los niños pueden disfrutar a lo grande (parezco un puto anuncio) mirando y toqueteándolo todo. Más allá de eso, si a uno lo que le gusta no es precisamente los museos sino la arquitectura, también merece la pena acercarse a echar un vistazo. Y luego está el precio, claro, competitivo como ninguno.

 

Go ahead, Montse!(and welcome back everyone)

Enero 15th, 2010 Enero 15th, 2010
Posted in Exp. Personal
3 Comments

Desde mi llegada el lunes pasado he estado un poco ocupado en labores básicas de reaclimatación al medio: comprando comida,entregando trabajos,asistiendo a las primeras clases, cambiando las que no me convencían demasiado, pagando el económico alojamiento (que me querían cobrar dos veces, espabilaos),comenzando la búsqueda de curro, etc. Si a ésto unimos el hecho de que esta mañana me ha tocado realizar una prueba de gramática inglesa (regular,nada más), la verdad es que he estado un poco desligado de lo que viene siendo la realidad circundante.

Por eso hasta hace un rato no me he enterado del horrible terremoto ocurrido en Haití. Al terminar el examen me he dirigido hacia la biblioteca a buscar El País, el único diario español disponible, esperando con ansiedad leer,como cada día en los últimos meses, los interesantísimos e importantísimos avances en la emocionantísima investigación de la trama Gürtel (¿que no son sesgados todos los periódicos?), encontrándome sin embargo con algo bien distinto.”¡Coño!”.En un momento el titular de la portada ha sacudido violentamente mi apacible pereza mañanera  y he salido disparado hacia la sala de ordenadores. Como creo que ocurre con el común de los mortales(o tal vez no), mi insensibilidad ante las desgracias ajenas es directamente proporcional a la distancia en las que éstas se producen, y esa noticia no habría pasado de un malestar pasajero, una mueca de pesadumbre o algún comentario condescendiente (perdón por la franqueza, creo que el egoísmo,en sentido amplio, es motor de nuestros actos) si no fuera porque allí, en Puerto Príncipe, vive y trabaja, para Naciones Unidas,  mi amiga Montse. Durante el trayecto de la zona de periódicos al área de ordenadores me he dado cuenta de que si hubiera ocurrido algo ya lo sabría,me habría informado algún amigo común,pero no me he quedado tranquilo hasta que no he visto, en uno de los numerosos enlaces donde se habla de la situación de los cooperantes españoles en Haití, que Montse se puso enseguida en  contacto con sus padres y que se encuentra bien. Luego,por si acaso,y después de enviarla un correo que ya ha contestado, he llamado también a Fernan,otro amigo toledano, (que habrá pensado, bueno, al menos por una vez me ha llamado el capullo éste) y me ha confirmado que todo va bien.

 No me imagino lo que debe ser estar presenciendo todo aquel horror: los edificios destrozados, los miles de heridos, los muertos por las calles, el caos, por muchos vídeos que haya visto colgados en Internet. Desde este lado de la pantalla las imágenes se cuelan por la retina filtradas por una sensación de ficción e irrealidad que impide (al menos a mí) apreciar o sentir lo que realmente está ocurriendo allí. Parece que la inestabilidad política y económica ya era brutal antes del terremoto, y las condiciones de vida miserables.Ahora en Haití está todo por hacer e imagino que Montse estará trabajando duro en estos momentos. 

Desde mi pequeño refugio londinense,rubia, te envío mucho ánimo y te dedico esta primera entrada del año, que espero te llegue cuando no tengas mejores cosas que hacer que leer tontás en un blog.

P.D. Por lo demás, añadir que dejé una ciudad asombrosamente cubierta de nieve (así nos lo enseña un guía escogido para la ocasión, cortesía de Raquel y David), para llegar a otra habitualmente blanca en esta época del año. Como muestra, seis imágenes.

 

Changing the Guard

Diciembre 16th, 2009 Diciembre 16th, 2009
Posted in Exp. Personal
2 Comments

El sábado pasado me despertó puntulamente, a las ocho de la mañana, uno de los cuervos negros que rondan por el campus en busca de desperdicios que se disputan con las ardillas . ” Es un visitante a la puerta de mi cuarto queriendo entrar.Algún visitante que a deshora a mi cuarto quiere entrar.Eso es todo, y nada más”. Pero no, para mí es algo bastante más prosaico que el poema de Poe. Más bien es un pajarraco que con su sonoro graznido mi sueño viene a turbar. Algún pajarraco que a deshora por detrás me viene a dar. Eso es todo, un maldito y miserable animal.

El caso es que esa mañana me vino bien el estridente despertar porque no quería volver a casa sin haber pasado antes por Buckingham Palaz para ver el famoso y mundialmente conocido cambio de guardia. Y como soy de los que profesan una fe ciega en el dicho popular marroquí de que la prisa mata, pues, entre unas cosas (hay que desayunar como es debido) y otras (el centro queda como a una hora, si la cosa va bien, en autobús),cuando llegué allí ya eran las 11. El espectáculo empieza a las 11:30, cada dos o tres días durante los meses fríos y todos los días en primavera y verano. Y la verdad es que está bien. Tal vez en esta época del año un tanto deslucido y tristón (o discreto y elegante,según se mire), ya que los soldados van disfr…vestidos de gris,acompañando al tiempo londinense, pero bueno, ya veremos si  con el rojo el asunto gana en vistosidad o no. Lo que sí es cierto es que, a pesar de los pelucones, los inmutables caretos de los soldados y los bruscos movimientos militares que anuncian un esguince el día menos pensado (todo ello unido con el único fin de aportar una nota ridícula,que la tiene,a la ceremonia) el conjunto es, como digo, bastante curioso. Y si no que se lo digan a los cientos de turistas que se congregan allí diariamente, aunque el día amenace lluvia y haga un frío del carajo,como es el caso, y que suelen llegar un buen rato antes para no perderse detalle, agolpándose con ansia agresiva  tras las ballas del Palacio (¿qué?,¿a que escuece la b? Así lo vi escrito en uno de los accesos laterales que prohibía el paso en varios idiomas.Así que yo escribo Palaz como me da la gana).

Por cierto, hay vídeo.

 

                              YouTube Preview Image

Happy birthday to me!

Diciembre 8th, 2009 Diciembre 8th, 2009
Posted in Exp. Personal
5 Comments

 

YouTube Preview Image

British banks

Noviembre 22nd, 2009 Noviembre 22nd, 2009
Posted in Exp. Personal
2 Comments

Me refiero a los que guardan y trafican con tu pasta, los otros parece que funcionan bien. Y es que abrir una cuenta(de estudiante al menos) en este país es una tarea delicada que requiere importantes dosis de paciencia y autocontrol ante posibles(e inevitables) accesos de ira homicida.

 Empiezo. Como ya tenía algo de experiencia(unos años atrás) sobre la dificultad que el asunto entraña, decidí, hace unas semanas, dirigirme hacia Putney, el núcleo urbano más cercano a Roehampton, bien armado de pasaporte, carnet de identidad,carnet de la universidad y carta firmada por la universidad donde consta que soy estudiante internacional y que residiré durante un año en el país de su Graciosa Majestad. Bien. Escojo Barclays para empezar, un banco importante,creo. Primera sorpresa, el tipo me dice que no hay ningún problema(¡coño!) pero que tengo que ir al centro de Londres, que es donde está la sucursal internacional(”donde tú quieras,campeón, qué bien, qué fácil”). Allí me dirijo a la semana siguiente y me dice la simpática mujer que me recibe que en ese momento no pueden atenderme, pero que gustosamente me dará cita para la semana que viene(Bueno, venga, no pasa nada, me acerco la semana que viene, un beso,un abrazo,ciao). La sucursal está al lado de Harrods, así que aprovecho para echar un vistazo:nada que decir.

Llego a la semana siguiente y me dirijo hacia la mesa donde me está esperando el caballero que me va a abrir las puertas de la banca inglesa,emocionado estoy. Le entrego los papeles. El tipo los estudia detenidamente y me dice:”Veo dos problemas aquí”(”ah,muy bien”). En ese momento comienzo a sentir una pequeña palpitación en la sien.Tranquilidad. “En primer lugar, solo podemos abrir una cuenta a estudiantes que inicien un grado y vayan a estar con nosotros un mímimo de tres años(”ah!”). Eso se podría arreglar,lo peor es lo otro(”¿Lo otro?”).No abrimos cuentas para estudiantes Erasmus(”ah!”). Política de empresa”(”oh!”).

Salgo de allí,muy contento, y me dirijo, por indicación del maldito calvo(será un honrado banquero pero para mí era el maldito calvo que me hizo perder mi maldito tiempo) hacia Lloyds(”No,lo siento, no abrimos cuentas para estudiantes”), BBVA(”Sí,somos un banco español, pero aquí tenemos pocas sucursales, y no ofrecemos muchos servicios ¿?) y Natwest Bank(Pues claro, no hay problema, pero te tienes que dirigir a la sucursal más cercana del lugar donde vivas…).En fin, otro miércoles perdido, probaré la semana que viene en Putney.

Otra semana más(ésta).Vuelvo a Putney. Busco el banco en cuestión. Lo veo. Entro en la espaciosa sala donde atienden al público, me siento en una mesa,respiro,y antes de que empiece a hablarme la amable mujer(sí,todos muy amables, pero no me resuelven el problema), no puedo reprimir las ganas y le pregunto que por qué es tan complicado abrir una cuenta bancaria en UK.”Pues no sé,¿te ha puesto pegas algún banco?”. No respondo.Le enseño la documentación y la chica comienza a teclear en su ordenador mientras me va explicando las condiciones…Bueno,ya está (no, no está). Después de un rato me dice que bueno, en realidad lo que me puede ofrecer no es exactamente una cuenta bancaria para estudiantes sino una cuenta básica, que tiene cierto coste de mantenimiento, y que igual no me interesa,y añade:”¿has probado en Halifax?”…¡Me cago en mi pena!, ¡¿pero por qué demonios se empeñan todos en enviarme a otros bancos, que no quieren clientes o qué pasa?!.

No importa, aprieto los dientes y salgo del banco como un rayo hacia Halifax (¡que no van a poder conmigo,maldita sea!). La niña que me atiende(¿veinte años?) me dice que necesita ver mi pasaporte(”ahí tienes”), una carta de…(”como ésta,qué más”) y una declaración firmada de mi banco en España donde aparezca el saldo y movimientos de los últimos tres meses… (”¿Y un huevo?¿no quieres un huevo? Porque tengo dos, igual con uno me apaño, maldita enana trajeada”). Justo en ese momento reprimo las ganas de sacar la mano a pasear y causar varias bajas en la oficina,me aferro bien a la silla para liberar tensión y vuelvo a respirar profundamente…”¿Te puedo hacer una última pregunta?”.”Sí,claro,caballero”.”¿Conoces algún sitio cercano donde me puedan vender un par de litros de tila”?…

Y así estamos.

All that Jazz!

Noviembre 17th, 2009 Noviembre 17th, 2009
Posted in Exp. Personal
3 Comments

Solo faltaba el humo denso y azulado cargando el ambiente del local(y tal vez un lugar algo más reducido). Lo demás estaba. Estaban los músicos y sus notas a medio improvisar,con los intensos solos bien colocados para lucir virtuosismo; estaba el respetable público,expectante,receptivo, variado y multicolor(había una morena en primera fila que…bueno esa es otra historia); y estaba el clima íntimo y recogido que crea y transmite este tipo de música, al menos en mi opinión (casi siempre apoyada en el buen criterio,ya sabemos).Tres horas,tres grupos. Piano,batería,contrabajo:jazz. Dicen que solo los buenos músicos lo saben tocar y solo los buenos oídos lo saben apreciar. Lo primero tal vez sea cierto, no lo sé, no soy músico. Lo segundo me parece(desde el respeto) una estupidez del tamaño de Wisconsin. ¿Hay que entender la música para saber apreciarla?. Creo que no necesariamente. Me pregunto cuánta gente entiende las canciones de los Beatles o de Hannah Montana, por citar a dos grandes(”Pero en éstos casos estás hablando de letra,no de música”.Que te calles,payaso). En fin. Dos semanas de jazz en Londres, decenas de conciertos por toda la ciudad, tiempo libre (tampoco demasiado) y los bolsillos asquerosamente repletos de pasta (de esto sí,en abundancia). No tengo excusa.

El grupo que aparece en el vídeo fue el primero en actuar. Se llaman Phronesis, por si alguno se queda extasiado con la música y decide hacerse con un disco. La calidad de vídeo y audio son los de una cámara fotográfica,eso sí, y además dejé la carrera de director de cine a medio terminar, así que no hay que esperar gran cosa.Para compensar lo he colgado en Internet y después lo he bajado al blog, que así parece como que tiene más presencia. No es que no haya sido capaz de enchufarlo directamente desde el ordenador…

                          YouTube Preview Image

British Museum

Noviembre 6th, 2009 Noviembre 6th, 2009
Posted in Exp. Personal
7 Comments

Allí estuve el domingo pasado. De entrada, el lugar es enorme, lo cual significa que,como me suele ocurrir en los grandes museos(¿solo a mí?,creo que no) a las tres horas de ir de sala en sala y de colección en colección, me salía el arte por…las orejas, diremos. Si a esto unimos el hecho de que mi sensibilidad artística se asemeja a la de un centollo(ejemplo:la Acrópolis me pareció un montón de piedras viejas y rotas, no entiendo por qué no terminan de joderlo del todo y construyen algo útil ahí arriba,un faro por ejemplo), pues eso, que al final estaba más pendiente de buscar la salida que de otra cosa. Por cierto, que las salas dedicadas a Grecia son espectaculares, lo cual agradó sobremanera a mi acompañante, Heleni,griega ella, de la misma Parakatapaulos, que disfrutó mucho contemplando el “expolio”(¿sin comillas?).

Pero ni Grecia ni Roma ni gaitas, a mí lo que más me gustó sin duda fueron las momias,claro,como a todos,y también,y especialmente, la sala de los relojes. Una cosa boba,oye. Me quedaba atontolinao observando el funcionamiento de la maquinaria y los diseños de los tropecientos ingenios relojiles que hay allí metidos(ya que estamos,no se me olvida que tengo que comprar uno,en todo estoy,maldita sea), y nada,que no me cansaba de mirar.Pero es que eran impresionantes. El barco de la foto,o galeón para ser más precisos,es un reloj. Fue construido en el siglo XVI y servía para anunciar banquetes en la corte del rey…de un rey. El barco se movía a lo largo de la mesa de banquetes y cuando paraba, a la hora determinada, el cañón principal hacía fuego, encendiendo una mecha que accionaba el resto de cañones, terminando todo en una orgía de fuego, humo y estruendo tremendos, y donde lo que menos importaba era la hora ,eso sí, éste era el pequeño inconveniente.

Y,buen-no, creo que sobre este tema no tengo más que añadir…Ni sobre ningún otro. La verdad es que la vida se ha ido normalizando, y básicamente me dedico a ir a clase y a invertir muchas horas en el ordenador currando en los trabajos que esta gente se empeña que haga en inglés. Lo cual no significa que por ello haya que dejar de visitar el blog, que si ocurren pocas cosas no es problema,me las invento.Así que,ojito.

Hasta luegorllll.  (Espero no haber perdido a nadie con la nueva ubicación).

Estoy como con desazón

Estoy como con desazón

 

 

 

 

 

 

 

 

El barco andante

El barco andante

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I`ll go back, Uncas

Noviembre 5th, 2009 Noviembre 5th, 2009
Posted in Exp. Personal
4 Comments

Hoy me ha escrito mi perro.Podéis ver su comentario en la entrada getting drunk. Como sospechaba, tantas horas de contemplación introspectiva en su rincón favorito no provenían de su aparente apatía perruna, sino que tenían origen en el hecho asombroso de que el inteligente animal estaba desarrollando la capacidad de entender y comunicarse con los humanos.Increíble. Lo de aprender a manejar el teclado ya me ha parecido excepcional. Seguro que ha sido cosa de Raquel, su dueña adoptiva, que me consta que se está encargando de él estupendamente(aunque no me cabe la menor duda de que de su dueño adoptivo también estará aprendiendo cosas útiles, parece que ya lo estoy viendo, liándolos con una sola pata).

He recibido su mensaje con serenidad y contención, aunque casualmente mientras estaba leyendo el comentario parece que se me ha metido algo en el ojo y cualquiera que hubiera visto la escena habría confundido el gesto instintivo de llevarme la mano a la cara con un acto de sensiblería barata impropio de mí.

 Aún así, confieso que sus palabras me han conmovido un poco, y ahora, en la distancia, me arrepiento de no haber invertido algo más de tiempo en los paseos diarios, me arrepiento de no haberle cepillado más a menudo su estupendo pelaje amarillo, y sobre todo me arrepiento de la paliza que le dí nada más hacerme con él, cuando le dejé la oreja tonta y luego tuve que improvisar rápidamente e inventar que lo recogí así de la perrera.

En fin, Uncas, que yo también te echo de menos(y también a algún que otro humano), más no te dejes abatir por la tristeza o el desaliento porque, tarde o temprano,volveré…Creo, tampoco es cuestión de asegurar nada…

 

Getting drunk

Noviembre 5th, 2009 Noviembre 5th, 2009
Posted in Exp. Personal
8 Comments

El mismo día de mi llegada a Roehampton conocí a Chris, el flat rep. o encargado de pasillo del tercer piso del edificio Durham,donde vivo .Tiene veinte años.Enseguida me pareció un tipo muy atento y serio.Estos chicos son normalmente universitarios de último año que se encargan de dar la bienvenida a los nuevos estudiantes, y de hacerles más fácil la adaptación a la universidad. Chris no tardó en ofrecerme ayuda para aclimatarme al nuevo entorno y superar la barrera idiomática. Es un chaval listo que rápidamente entendió que, tal vez por edad, tal vez por costumbre, tal vez por carácter, no tengo demasiada necesidad de protección externa, y menos aún si proviene de alguien al que llevo más de una década de ventaja en esto de arrastrarse por la vida.

Sin embargo, le he dejado bastante claro que agradezco su atención, y añado que me parece una idea muy acertada depositar en gente tan joven la responsabilidad de ocuparse de otros, creo que con ello adquieren cierta madurez que tal vez a muchos(diremos,mejor, algunos) de nosotros nos ha faltado en el momento adecuado.

Todo esto estaba cavilando esta mañana, cuando he visto que llegaban al tercer piso otros cuatro estudiantes, ingleses todos y todos de dieciocho años, que han ido ocupando las distintas habitaciones que quedaban vacías en mi pasillo. Después de la cena de bienvenida(otra más, esta vez para todos los estudiantes) Chris nos ha reunido a todos para charlar un poco sobre cualquier cosa, con el fin de que nos vayamos conociendo. En general me han parecido cuatro chicos bastante majos(tres rubias muy parecidas entre sí y un moreno pelón), muy contenidos ellos, sobre todo él, al que se le notaba algo nervioso con la novedad, especialmente cuando intentaba hacer esfuerzos por ocultarlo. El caso es que me ha parecido,charlando con ellos(a duras penas,claro), que quizá el residente más viejo del lugar pudiera  encajar aunque solo fuera un poco con este quinteto de adolescentes.

Después me he ido a tomar el aire un poco(el entorno y la temperatura, de momento, estupendos). A mi vuelta los he encontrado a todos sentados en la mesa de la cocina,llena de bebidas de todo tipo: cerveza,vodka,tequila,ron,vino blanco y tinto y refrescos. Chris los había llevado al supermercado de la zona para celebrar el encuentro como es debido. Entonces he sido testigo de la transformación de estos chicos tímidos y monosilábicos en adolescentes medio ebrios, o ebrios enteros, en poco más de media hora. Estaban jugando a uno de esos juegos de cartas donde lo que  interesa no es ganar,sino beber y hacer beber al vecino.

Nada que decir en cuanto a esto,estaría bueno, porque todos lo hemos hecho a esa edad, y con menos edad también. Lo que sí me ha llamado la atención(y parece que es rasgo común en los ingleses) es que no parecían disfrutar demasiado, no estaban especialmente contentos, más bien ansiosos por beber rápidamente y alcanzar cuanto antes cierto estado de euforia que les permitiera expresarse o, más bien liberarse.¿Hacíamos eso nosotros?¿Nos juntábamos para beber o bebíamos mientras disfrutábamos estando juntos? No sé(bueno,sí sé). El asunto es que en ese momento se ha abierto un infranqueable abismo generacional y, después de echar un par de cervezas con ellos y despedirme con un have fun, me he largado de la cocina.

He vuelto a mi cuarto y he sacado 3 conclusiones

Conclusión 1: ¿En qué demonios estaba pensando para creer que podía tratarme de igual a igual con chicos a los que casi(el casi es importante) doblo la edad?

Conclusión 2: Tengo que engancharme cuanto antes a la asocación de estudiantes viejunos de la universidad.

Conclusión 3: 35 en diciembre,hay que joderse.

Conclusión extra: Qué reflexivo estoy,leche.Será el clima.