Parkrun

Febrero 27th, 2010 Febrero 27th, 2010
Posted in Exp. Personal
7 Comments

La lluvia caía menuda esta mañana, a eso de las 8:15, y a punto he estado de dejarme llevar por la inercia de un bostezo titánico y volverme para la cama a seguir maltratando la espalda en el desnutrido colchón que la universidad tuvo a mal instalar en los cuartuchos de la residencia. Pero no ha sido así, no señor. Después de atravesar la ventana con una mirada desafiante al horizonte gris y de apretar los puños hasta hacer palidecer los nudillos, me he sacudido la pereza con un poco de agua bien fría, me he ajustado los lentes y las ropas de correr, he pillado las zapatillas de engullir kilómetros y he saltado a la calle sin demora para dirigirme  hacia Wimbledon a tomar parte en mi primera carrera como nuevo y emocionado miembro de Parkrun, una asociación no lucrativa (todas lo son, me apuntan,corrijo)que promueve carreras cronometradas de 5km en algunos de los principales parques del país. Se trata de una organización que funciona  exclusivamente con fondos de unos pocos patrocinadores y que están muy bien organizados. Porque los ingleses, señores, otra cosa no, pero organizados, son. La inscripción es totalmente gratuita y una vez que recibes tu carnet vía online puedes participar en cualquier carrera a lo largo del país. Los sábados. A las nueve(éste es el pero).Una vez terminado el evento registran tu tiempo y puesto y durante la tarde recibes un correo con los resultados del día. Además van realizando un seguimiento con el rendimiento y evolución del corredor, destacando las mejores marcas y comentando cualquier aspecto relevante durante la carrera. Para incentivar aún más la participación, organizan un café(o un agua sucia si eres nativo) en una cafetería cercana, y cuando alcanzas cierto número de carreras te obsequian con una camiseta, que puede ser blanca(10 carreras), roja(50), azul(100) o negra(250, categoría que cuenta con un solo integrante de momento, el insigne Darren Wood, sobrino de Ron). Pero vamos a lo que interesa…

La carrera.

Seguramente no sorprenderé a nadie si digo que en un par de ocasiones he visto claras posibilidades de alzarme con la victoria. Sin embargo, llevado por mi habitual elegancia condescendiente para los que no llegan a mi nivel físico(en el mental soy fácilmente superable), así como  para no airar a  veteranos y profesionales en mi primera carrera( o a Jose, el tipo que me informó de la existencia de Parkrun, y que ya lleva algunas semanas participando), he optado por mantenerme en todo momento en un discreto anonimato formando parte del apretado grupo de cola. No pasa nada, no le doy importancia. Hay que decir que el circuito de Wimbledon mide exactamente la mitad de lo que exigen las reglas de la organización, por lo que incluso mis patéticos conocimientos matemáticos alcanzan a concluir que hay que dar dos vueltas al circuito para completar los 5km. La primera vuelta ha sido tranquila. En la segunda, nada más empezar, ha comenzado a llover. Pero llover, llover. Así que  que la carrera se ha convertido en un cross en toda regla. Y ha sido justo en la mitad de esta segunda vuelta cuando me he topado con mi “bestia negra”, el oponente que todo deportista de élite termina encontrando tarde o temprano y que se convierte en el rival a batir : un mico de unos doce años que me llegaba al ombligo, calzaba  botas de fútbol, y corría como el mismísimo demonio. En el momento en que le he pasado, después de perseguir su diminuto cuerpecillo durante la primera mitad de la carrera, le he obsequiado con unas palmaditas en la espalda y un alentador come on. No se ha percatado del tono chulesco. Más bien al contrario, parece que mis palabras han hecho su efecto, porque cuando quedaban escasos 100 metros para llegar a la meta, me ha rebasado sin despeinarse,mientras buscaba la aprobación de su madre, que lo miraba, orgullosa (Y hablando de su madre… )No ha habido palmaditas por su parte. Se creerá muy maduro…

En fin, el caso es que la experiencia ha sido interesante y seguro que repetimos la semana que viene. Hay que llegar a las diez al menos.

————————————————————————————

-”Pues me parece muy bien. Oye, y de trabajo, ¿qué?, porque te veo un tanto perezoso”.

-Cállate.

 

P.D.: Por cierto, me inscribí en el II concurso de BLOG organizado por la UCLM. No sé si la temática se ajusta a las normas del concurso, pero costaba poco averiguarlo. Las bases exigen la publicidad del evento. Hecho está.(Gracias al compañero Marcos por su ayuda).