Toledo-London-Lisbon?

Marzo 23rd, 2010 Marzo 23rd, 2010
Posted in Exp. Personal
5 Comments

Algo está cambiando en Londres. Los días se van alargando, la temperatura se va suavizando, y cada vez hay más gente deambulando por el centro londinense, al menos en una de las zonas más animadas de la capital inglesa, la orilla sur del Támesis (South Bank), un lugar para pasear y mirar gente, y también para admirar la ciudad desde el London Eye(si el bolsillo y el mal de alturas lo permiten), asistir a una obra de teatro clásico,en el Globe, o moderno, en el National Theatre, o disfrutar de un poco de arte incomprensible, en la Tate Modern, y todo ello a escasa distancia de la abadía de Westminster, el Big Ben o St. Paul´s cathedral

Ayer pasé el día allí, con Andreia, una chica portuguesa que está realizando un postgrado en Londres y que asiste conmigo a las clases de mejora del inglés. Tengo que decir que la incontinencia verbal de Andreia la portuguesa es conocida desde Ayamonte hasta Faro(de donde es natural, por cierto), y la verdad es que temía que al cabo de un par de horas de parloteo incesante los niveles de aturdimiento mental alcanzaran cotas de insospechada magnitud, pero la verdad es que es una chica muy maja, inteligente, y además de mi edad, ¡por fin!, así que el día resultó bastante agradable. Lástima que se largue la semana que viene… Vuelve, sin mucha gana, a su Faro natal, a hacerse cargo de su realidad tras tres meses de paréntesis. El caso es que resulta curioso que haya empezado a intimar con Andreia en este momento (ella me dice que es algo que nos ocurre a los Sagitario continuamente, yo le digo que no me puedo creer que me diga eso una psicóloga), justo cuando me acaban de conceder una beca para realizar las prácticas de enseñanza en Lisboa, una ciudad que, a pesar de algunos pesares, me dejó tocado y con ganas de volver en las dos ocasiones en las que estuve de visita. Aunque parece ser que el fado y el vinho verde están a un par de peros de distancia. El primero es que me permitan realizar las prácticas en septiembre, durante el primer cuatrimestre, lo cual parece complicado, ya que tras ponerme en contacto con el profesor de turno me comenta que aún no me puede confirmar nada pero que la cosa pinta fea. El segundo es convencerme a mí mismo de que prefiero la estancia en Lisboa antes que tener la posibilidad de terminar la carrera en diciembre (si traslado mi expediente a la excitante Albacete), y así tener la oportunidad de presentarme a las oposiciones de 2011. ¿Qué hacer?¿Comportarme como una persona madura y razonable o dejarme llevar y seguir en la misma dirección, la difícil, la que usa el salmón…? Ya veremos.

Mientras tanto, pretendo seguir disfrutando de lugares como South Bank, donde por cierto también estuve con mis queridos inquilinos la semana pasada, primera y única visita que he recibido hasta el momento, y que transcurrió entre despistes ferroviarios( resueltos con soltura por la sección femenina ante la incompetencia manifiesta de los otros dos “empanaos”)zorros confiados(se cuentan por decenas en Roehampton, parece ser, yo aún no vi ninguno) y gastos prohibitivos en Camden Town ( los chicos van a tener que hacer horas extras en el S.A.U.C[Servicio de Atención Urgente de Chismes] para pagar los caprichos excesivos de Raquel…). 

Hasta luego.