(Rot ‘n’ Roll)

Mayo 2nd, 2010 Mayo 2nd, 2010
Posted in General
2 Comments

[Instrucciones de uso:léase tras haber presionado el play]

Entre paréntesis porque este blog se inició con objetivos específicos y por un tiempo limitado, y se disolverá irremediablemente a mediados del mes que viene. Entre paréntesis porque no hablaré esta vez de nada relacionado con mi estancia en Londres. Entre paréntesis pero no tanto, porque  a éste hombre le debo el título del blog y mucho agradecimiento por montones de canciones que me han acompañado a lo largo de muchos años, incluido éste de exilio voluntario. De hecho, creo que la Milonga del marinero y el capitán sigue siendo mi canción preferida en castellano. Ariel Rot. Lo primero que sorprende de él es que solo tenga cinco dedos en la mano izquierda. He procurado fijarme bien en alguno de sus vídeos en directo y parece que no asoma ninguno más, aunque escuchando alguno de sus temas instrumentales, como Confesiones de un comedor de pizza, parece difícil de creer. Como casi todos sabemos, aunque quiero recordarlo, Ariel Rot fue uno de los ilustres integrantes y fundadores de Tequila, y uno se da cuenta a poco que se fije que la última gira del grupo más potente de rock en español de los 70 bien podría haberse llamado Ariel y Cía. Después llegaron Los Rodríguez, de los que nada diré, que ya he dicho casi todo. Y tras la disolución de ésta banda y liberado de otros egos que oscurecían su talento, Rot retomó su andadura en solitario, que ya había iniciado en 1984 con Debajo del Puente, regalándonos un puñado de canciones cojonudas, en ocasiones escondidas tras una elección desafortunada del singles promocionales. Así, por ejemplo, el último disco que acaba de ver la luz me parece un conjunto  de 11 grandes canciones de rock clásico (y algún otro género) más la porquería rumbera Papi dame la mano que lo da a conocer. Escuchando algunos de sus solos me pregunto qué hubiera pasado si este virtuoso guitarrista  hubiera nacido en Nueva York o Londres, en vez de Buenos Aires. Probablemente ya sería un guitarrista de culto a la altura los más grandes. En fin, me parece que se hace poco rock en castellano de calidad, y aparte de las grandes glorias de la movida madrileña, que llevan más de veinte años viviendo del cuento y sin sacar nada decente, hay pocas buenas bandas de rock en España. Así que hay que aprovechar la ocasión, acercarse el día 8 de mayo al Círculo del Arte de Toledo, y escuchar lo nuevo y lo viejo del elegante Ariel y su seductora guitarra.

 

YouTube Preview Image